¿Qué es la cláusula suelo? - DenunciasColectivas

Última Hora

Post Top Ad

martes, 3 de marzo de 2015

¿Qué es la cláusula suelo?

Se estima que la cláusula suelo afecta a 3,3 millones de personas (4 millones si tenemos en cuenta a los clientes a los que dejaron de aplicársela tras la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013, pero a los que aún se les debe retroactividad).

Si crees que te encuentras entre estos 3,3 millones de afectados, seguramente sea porque llevas mucho tiempo (meses o años) sin que baje el recibo de tu hipoteca.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es la cláusula suelo? Se trata de una condición que el banco puede incluir a la hora de firmar una hipoteca. Establece un tipo mínimo a pagar, aunque el tipo al que va referenciado el préstamo esté por debajo. Por ejemplo, si tu tipo de interés es Euríbor más 1%, deberías pagar la última referencia del Euríbor (en enero de 2015 ha cerrado a 0,255%) más el 1% de tu diferencial. Es decir: 1,255%. Pero si el banco estipuló una cláusula suelo en tu hipoteca, por ejemplo, del 3%, nunca vas a pagar por debajo de ese mínimo. En vez de 1,255% que te corresponde, estás pagando un 3%.

¿Puede existir una cláusula techo? Sí, puede existir. Su función es la misma que el suelo, pero al revés, es decir, nunca pagar más de un determinado tipo. Por ejemplo, una cláusula suelo del 11% impediría que pagases por encima de esa cantidad (en caso de que el tipo de interés de tu hipoteca más tu diferencial superan ese 11%). Pero el problema de las cláusulas techo es que no son realistas: El tipo de interés nunca va a alcanzar cotas tan altas. Para que te hagas una idea, lo más alto que ha estado en toda su historia el Euríbor ha sido en 5,393% en el mes de julio de 2008.

Entonces, ¿la cláusula suelo es ilegal? No, no es ilegal. Es una condición general de la contratación. Pero puede ser declarada nula si se considera abusiva. Sin embargo, el carácter abusivo o no de la cláusula tiene que dictaminarlo un juez, caso por caso. En  la famosa sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013 se estableció que, para que una cláusula suelo no sea abusiva, tiene que haberse cumplido una serie de criterios de transparenciaque, en casi todos los casos, no se han cumplido. Por eso, la mayoría de las cláusulas suelo son abusivas y, por tanto, nulas.

¿Qué pasa entonces con la retroactividad? Según el artículo 1.303 del Código Civil, “lo que es nulo no produce efectos”. Por tanto, todos aquellos afectados cuyas cláusulas suelo se han declarado nulas deberían recuperar el dinero que han estado pagando de más por culpa de esta condición. Sin embargo, el Tribunal Supremo, en la sentencia de mayo de 2013, estableció que podría haber un problema económico para los bancos si concedía la retroactividad, por lo que decidió la irretroactividad de las cantidades. Algo que obviamente atenta contra la seguridad jurídica.

Tras esta decisión sin precedentes, las Audiencias Provinciales comenzaron a seguir, algunas, el criterio del Tribunal Supremo y, otras, el artículo 1.303 del Código Civil. Por eso, en algunas provincias se concede la retroactividad y en otras no.