La amortización del capital: un nuevo frente en la reclamación por cláusula suelo - DenunciasColectivas

Última Hora

Post Top Ad

lunes, 16 de marzo de 2015

La amortización del capital: un nuevo frente en la reclamación por cláusula suelo


Lo que puede parecer algo trivial se convierte en algo realmente importante, no sólo para el afectado sino también para la banca. El consumidor no va a recibir ese dinero, sino que se va a actualizar su cuadro de amortización y si cancelara anticipadamente el préstamo se beneficiaría por ello. En cambio, la entidad tiene que realizar el apunte contable por lo que, a la nulidad de la cláusula, habría que sumarle la retroactividad en caso de que el juez la conceda, y la compensación del capital pendiente.

En Denunciascolectivas.com disponemos de una herramienta para calcular este dato. Los cálculos realizados hasta la fecha con los expedientes de más de 2.900 afectados dan como resultado un ajuste equivalente a una media del 35% de la cantidad reclamada en concepto de retroactividad. Es decir, que una persona que tuviera derecho a que le devolvieran 10.000 euros por intereses cobrados de más, le debería la banco 3.500 euros menos.

Javier Gastón, responsable de la plataforma, estima que “es posible que éste sea el motivo por el que las entidades que dejaron de aplicar la cláusula suelo como consecuencia del fallo del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013, no las hayan eliminado tal y como solicitaba el fallo. Sólo una de ellas, que reconoció que tenía a 420.000 afectados, tendría que hacer un ajuste contable de más de 880 millones de euros”.  

Si se extrapolan estos datos a los 4 millones de afectados este ajuste contable sería de más de 8.400 millones de euros sólo por este concepto, que habría que añadir a los más de 24.000 millones de la retroactividad. Y, además, hay que tener en cuenta que la banca dejaría de ingresar por cláusula suelo 4.350 millones de euros al año (descontando las tres entidades que dejaron de aplicar dicha cláusula tras la sentencia del 9 de mayo de 2013: BBVA, Novagalicia y Cajamar).

Lejos de ir viendo un horizonte de solución a la cláusula suelo parece que cuanto más se avanza en el tiempo más compleja se vuelve la situación para la banca. Mientras tanto, el número de sentencias a favor de los afectados crece día a día y cada vez más tribunales conceden la retroactividad de las cantidades pagadas de más, a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013.