Por qué no aceptar un acuerdo con el banco negociando la cláusula suelo de tu hipoteca - DenunciasColectivas

Última Hora

Post Top Ad

lunes, 18 de mayo de 2015

Por qué no aceptar un acuerdo con el banco negociando la cláusula suelo de tu hipoteca

Este tema es complicado. Desde nuestra plataforma entendemos que la situación económica de cada uno es personal y que, para muchas personas, este tipo de acuerdos pueden suponer una solución a su problema. Dicho esto, queremos explicar por qué creemos que no debería firmarse ningún acuerdo con el banco en el que se quite o se rebaje la cláusula suelo.

Vamos a partir de tres supuestos, y a explicar por qué no hay que aceptarlos...

1º - El banco ofrece rebajar la cláusula suelo (no quitarla) durante un tiempo o hasta el final del préstamo. No dice nada de que no se pueda reclamar judicialmente durante ese tiempo o después.

¿Por qué no?

Por la vía judicial se están ganando la inmensa mayoría de los casos, y la retroactividad desde mayo de 2013 está garantizada gracias a la última sentencia del Tribunal Supremo sobre cláusula suelo. Un acuerdo que no sólo no nos da la retroactividad como mínimo desde esa fecha, si no que no nos quita la cláusula del todo, es inaceptable. Además, aunque no nos impida oficialmente la reclamación judicial después, cuando interpongamos una demanda el banco argumentará que hemos negociado con la cláusula suelo. Por tanto, sabemos lo que es y sabemos cómo nos afecta. No podremos alegar abusividad por falta de transparencia, que es como se están ganando la mayoría de los casos. Este tipo de acuerdos dificultará y mucho la reclamación posterior. A veces, directamente la impedirá.

2º - El banco ofrece quitar la cláusula suelo durante un tiempo determinado (dos años, tres años, cinco años…) y estipula expresamente que durante ese tiempo no se puede reclamar judicialmente ni nulidad ni retroactividad.

¿Por qué no?

Este acuerdo parece beneficioso a corto plazo, y como sólo nos impide la reclamación durante un tiempo determinado podemos pensar que, pasado ese plazo, podremos reclamar judicialmente la nulidad y la retroactividad. Sin embargo, el banco argumentará que hemos negociado con la cláusula suelo y, por tanto, sabemos lo que es y de qué manera nos influye. Como mínimo, este tipo de acuerdos dificultará y mucho la reclamación. A veces la impedirá.

3º - El banco quita la cláusula suelo hasta el final del préstamo, pero impide reclamar la retroactividad por la vía judicial. Hay que renunciar a ella.

¿Por qué no?

Como comentábamos antes, tras la última sentencia del Tribunal Supremo, la retroactividad desde mayo de 2013 está garantizada, por lo que no tiene sentido aceptar un acuerdo que nos impide reclamar judicialmente los intereses pagados de más.

Existe un último supuesto en el que el banco nos quita la cláusula suelo hasta el final del préstamo sin impedirnos expresamente la retroactividad, sin tener que firmar ningún papel. Sobre todo, con clientes que han rechazado todos los acuerdos anteriores, y con bancos que no quieren tener más sentencias judiciales en contra. Este último supuesto puede ser aceptable, siempre y cuando después reclamemos la nulidad (ésta sólo puede declararla un juez) y la retroactividad por vía judicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.